Ir al contenido

Asociación las Nieves

Contáctanos Házte Socio

Tarugo

EL ESFUERZO RECOMPENSADO

05 de Junio de 2014

Se acerca el final de curso y muchos escolares quisieran, ante los buenos resultados de sus esfuerzos, ver cumplido uno de sus sueños:...."TENER UN PERRO".

Son jóvenes de más de 10 años, mostrando un alto sentido de la responsabilidad y a los que sus padres, tutores o familiares les han estado concienciando de lo que significa tener un nuevo ser en el hogar, del que ellos deben cuidar.

He aquí un marco perfecto para ofrecer un hogar a un perro, pero hay algo más a tener en cuenta:

No podemos, ni debemos considerar como padres que TODA la responsabilidad y el trabajo de atención al animal caiga sobre el adolescente, sino que en los muchos años que vivirá en el hogar, el joven humano desarrollará, por pura lógica y necesidad natural, una serie de actividades que le harán muy dificil asumir TODA esa responsabilidad y trabajo.

El simil más parecido, al menos para nosotros, sería como tener un nuevo hijo en la familia, éste de 4 patas, y fuera el adolescente quien debiera ocuparse de él.

Supongamos que nuestro adolescente tiene 12 años cuando hacemos realidad su "deseo" y adoptamos un perro de 1 año (ya ha pasado su periodo de cachorro y parte de la educación ya se ha realizado). A este perro le quedan un mínimo de 10-12 años por delante. Durante este tiempo nuestro adolescente y él compartirán muchisimos momentos de paseo, juego e incluso simple convivencia, pero haciendo un paralelismo vital, cuando nuestro perro tenga 5 años, el adolescente tendrá 16 y cuando el perro tenga 9 años, nuestro adolescente 20. A poco que recordemos nuestra adolescencia y juventud y además veamos el tiempo actual, seremos conscientes de las necesidades y deseos vitales de nuestro joven adolescente, en una etapa de su vida plena de experiencias y desarrollo emocional.

No estamos en absoluto desaconsejando la adopción de un perro en estos casos, pero los padres deben ser conscientes de que TAMBIEN SON RESPONSABLES de lo que supone la llegada a casa de ese animal y que llegados ciertos momentos deberán TAMBIEN OCUPARSE de su atención. Son muchas las llamadas que recibimos de padres que no pueden ocuparse de los perros que adoptaron para sus hijos y que ahora éstos no los atienden.

Medita, reflexiona y si no estás preparado para ello, explícaselo a tus hijos. La vida de un ser depende de tu decisión.

AL PERRO FLACO TODO SON PULGAS

15 de Mayo de 2014

Hay un refrán que dice "al perro flaco todo son pulgas" y eso parece que nos está ocurriendo.

Además de los muchísimos animales acogidos en Las Nieves, el fin de temporada de caza que supone un altísimo número de nuevos galgos acogidos así como perros abandonados por la zona y casos muy urgentes de otras zonas a los que intentamos ayudar, se han unido en los últimos meses otras necesidades urgentes.

Tenemos en marcha la operación PUERTAS, para la que ya hemos conseguido un presupuesto de "reparación", que no de nuevas puertas de aprox. 1.500 euros, ya que en total serán 18 las puertas que, después de 10 años, están oxidadas y rotas, lo que puede ocasionar, y ya ha pasado alguna vez, heridas a los perros en sus patas.

En una de las fuertes tormentas de aire que tuvimos hace un par de meses, salió literalmente "volando" uno de los paneles solares, con lo que la instalación eólica y solar que tenemos está ahora disminuida en su generación de energía. Todavía no tenemos presupuesto para reponer este panel que quedó totalmente destrozado al volar más de 300 mts. y estrellarse contra el suelo.

Y por si todo ésto no fuera suficiente, nuestra furgoneta, que tantos y tan buenos servicios nos ha prestado no ha podido resistir los viajes que debe hacer varias veces al día hasta el albergue, por lo que hemos tenido que buscar y comprar otra, por supuesto de segunda mano.

Todo esto hace que nuestras necesidades económicas sean altísimas y no se cubren ni con las aportaciones habituales ni los extras que teníamos reservados para situaciones especiales.

Esperamos que nuestros próximos eventos tengan una buena acogida y además vamos a organizar ya nuestra próxima cena benéfica, a la que esperamos podáis asistir muchos para daos las gracias personalmente por estar fiel y generosamente al lado de nuestros acogidos y apoyando nuestro trabajo. Será el próximo día 7 de Junio a las 21:00 h en Casa Gades, C/Conde de Xiquena 4, Madrid y hay que hacer reserva ingresando en nuestra cuenta ES 88 2038 2245 1430 0333 4269. El importe del cubierto es 30 euros y si no podeis asistir pero deseáis contribuir, podeis hacerlo ingresando vuestro cubierto 0.

ESPAÑA HUELE A MUERTE

01 de Mayo de 2014

Apenas puesta la rodilla en tierra (son muchos los pesares) nos reincorporamos. Lo aprendimos de Danko, Dana, Ana (nuestra saga de líderes caninos) y caminamos con seguridad y firmeza, frente alta y hombros erguidos. Para nuestros acogidos debemos significar eso que ellos llaman líder y nosotros madre/padre: Protección y seguridad con afecto y respeto mutuo.

Pronto nos llega otro golpe, no sabemos si en las corvas o en la nuca, pero lo cierto es que volvemos a percibir la sensación de vaciar el océano con un colador. Peticiones de acogida para animales con problemas de comportamiento y apenas 2 años; animalistas particulares que llevan sobre sus hombros la ímproba tarea de gestionar el abandono de animales en sus pueblos; peticiones de ayuda en fin, muchas de las cuales, por desgracia, no podremos atender.

Vienen a nuestra mente ahora las conversaciones con nuestras amigas alemanas, en que contábamos la situación de los animales en nuestro país. Esos momentos eran más de confesión de pesares que de petición de ayuda, pues solo un profundo, reflexivo y consensuado proyecto de amplia aplicación podría dar como fruto que en un plazo, más medio que corto, viéramos resultados, han sido plasmados en la revista que ell@s editan para conseguir fondos...El título que han elegido para esas confesiones ha sido: "mi" España y el olor de la muerte...

Leerlo ha sido para nosotros una mezcla de sensaciones agridulces.. Recordábamos esos paseos con sus perros por unas verdes y naturales praderas, en las que en una soleada y fresca primavera relatábamos el sufrimiento que abate a tantos y tantos animales de compañía o libres (¿por qué utilizar el adjetivo salvaje ante algo que la naturaleza otorgó?); la terrible deriva que está tomando la protección animal en nuestro país, donde pese a una mayor concienciación y proliferación de asociaciones protectoras de animales y animalistas; pese a una mayor sensibilidad ante las adopciones; pese a la abundante publicidad e información que aparece en los medios y redes sociales, cada día hay más animales que sufren el abandono. La petición de eutanasia 0 en algunas perreras llevó a un mayor abandono hasta el punto de tener que volver a los sacrificios. En otras perreras no se sacrifica pero no se da acogida a más animales o se hacen llamamientos desesperados de adopción o acogida para "dejar hueco" y muchas de estas al final son fallidas o de incierto futuro.

Hoy, pensando en las peticiones de ayuda recibidas, en los acogidos que precisan nuestras atenciones, en los muchos problemas económicos que nos acucian, sumergidos hoy en la oscura profundidad del hedor a muerte que desprende este país desde las perreras, plazas de toros, pozos, naves y chamizos olvidados en el campo, pero también ante la oscura profundidad de nuestra evidente y palpable ineficacia, nos preguntamos... ¿mejorará algún día la situación de este país en lo que se refiere a la protección animal y medioambiental?.

La acción de los políticos no es la única necesaria...

"El aleteo de una mariposa puede provocar un tsunami al otro lado del mundo". No pedimos tanto... intentemos al menor mejorar la situación de todo aquel que esté cerca de nosotros pero "con cabeza fría y corazón caliente". No nos engañemos. Para cada animal cuya vida ponemos en nuestras manos, nosotros somos su responsabilidad, su futuro, su dios...

¿Llegaremos algún siglo al final del túnel?

SOBRE "EL ESPIRITU DE LAS NIEVES"

02 de Marzo de 2014

Nos hemos dado cuenta que, dado el número de nuevos amigos y algunas de las cuestiones que se plantean, nuestro post de hoy debe ser una declaración de principios.

Son ya casi 20 años de lucha, física y psíquica, en el mundo de la protección animal. Comenzamos con un amplio espacio propio sin ningún lugar en que poder cobijar a los perros y poco a poco se fue transformando en lo que hoy es una aldea que tiene bajo su protección a muchos centenares de animales.

Siempre tuvimos clara nuestra meta: AYUDAR AL NECESITADO. Durante muchísimos años fuimos solo 3 mujeres de mediana edad las que a diario nos ocupábamos de los animales y puntualmente nos visitaban voluntarias que realizaban nuestras tareas mientras nosotras cambiábamos los cepillos y los cubos de agua por el ladrillo y el cemento. Fueron años de soledad compartida entre nosotras y muchas malas experiencias. Regados con lágrimas, sudor e incluso sangre nos hicieron ver todos los errores que debíamos corregir y las tentaciones en que no debíamos caer. En muchas ocasiones la falta de dinero, el número de animales y los problemas de conciliación del trabajo “para comer”, la familia y la protección animal hubieran podido hacernos tomar decisiones que nos apartasen del verdadero camino. Mañanas de trabajo, tardes de albergue y noches de vigilia en las que reflexionar sobre nuestros actos. Así pasaron los días, los meses y hasta los años.

Hoy, echando la vista atrás nos damos cuenta de que ha habido algo que siempre nos ha ayudado y es mantener una línea de pensamiento y actuación en la protección animal, que es la que ha logrado que algunas personas se hayan sentido identificadas con ella y hayan decidido apoyarnos.

Durante muchos años Las Nieves fue denostada y criticada por ser “diferente”, lo cual no hubiera tenido más importancia (no todo el mundo tiene por qué coincidir con nuestra “filosofía”) salvo por el hecho de que en la mayoría de las ocasiones partían de personas que jamás nos habían visitado.

Resulta muy llamativo que en los últimos tiempos el nombre de Las Nieves se enarbola por un amplio número de personas y profesionales como referencia propia a la hora de presentarse. En demasiadas ocasiones esas personas o profesionales no han tenido relación o colaboración con nuestro albergue y en otras sólo un contacto muy puntual.

Las nuevas tecnologías hacen posible una rápida intercomunicación, lo que no implica necesariamente que la información sea veraz. Como ejemplo os contaremos que hace tiempo tuvimos casos de personas que nos visitaron, hicieron fotografías de nuestro albergue para solicitar ayuda para nuestros acogidos y jamás tuvimos más noticias ni recibimos esa “pretendida” ayuda.

Nuestra única ayuda sois los socios, padrinos, teamers y donantes puntuales que conocéis y valoráis el trato digno y respetuoso que damos a los abandonados que acogemos. Nuestro respeto hacia su sufrimiento es lo que nos hace ser prudentes en la presentación de sus fotografías y en el relato de sus maltratos. Por desgracia las páginas donde se habla de maltrato son también visitadas por gente morbosa e incluso maltratadores a la búsqueda de nuevos experimentos y sensaciones. Las miradas de nuestros animales dolientes son las que nos hicieron ser siempre cautas.

Se nos ha propuesto por amigos y colaboradores ser “como todos” y pedir ayuda para casos que necesiten un gasto importante.

Las Nieves sólo lo ha hecho en una ocasión y por las razones muy excepcionales que en su día se expusieron.

El día a día en el albergue, con centenares de animales a los que alimentar, limpiar, a los que hay que desparasitar trimestralmente, vacunar anualmente, a todos los machos esterilizarlos antes de abandonar la zona de cuarentena suponen un desembolso mensual altísimo que nos cuesta administrar exclusivamente con vuestros donativos y por ello realizamos eventos, cenas benéficas, lotería en Navidad y calendarios. Esos ingresos extras intentarán suplir, aunque no siempre se consigue, las necesidades mensuales a las que no se llega con los donativos.

No es nuestro “estilo” pedir dinero con la foto de un animal para pagar sus necesidades. Todos nuestros animales tienen necesidades. Unos por desgracia más y otros por suerte menos, pero para nosotros todos los acogidos son iguales y desde el “puchero” común al que se destinan todos y cada uno de los donativos que recibimos, sea cual sea su procedencia, se intentará hacer frente a las necesidades que cada animal tenga. El mundo de la protección animal ya es lo suficientemente duro como para ejercer más presión sobre vuestras economías con fotografías, que con todo el respeto para quienes lo hacen, nos parece “una presión emocional”.

Nuestros amigos belgas han hecho peticiones de ayuda a sus socios para construir la cubierta sobre el patio de la cuarentena y algunas donaciones de pienso. De las adopciones de galgos Las Nieves recibe menos del 50% de la tasa de adopción, con lo que ni siquiera cubrimos los gastos de todos nuestros galgos acogidos. Sois vosotros, los donantes de Las Nieves, quienes con vuestra ayuda salváis a los galgos y a los perros de otras razas o mestizajes, así como a los no tan numerosos pero igualmente queridos y cuidados gatos.

Nuestros amigos alemanes tras construir hace años las casas con arcos de nuestro albergue han hecho dos donaciones puntuales en los últimos 3 años consistentes en el envio de veterinarios para esterilizar hembras. En esas dos ocasiones se esterilizaron un total de 250 hembras. Por el envio de animales para su adopción en Alemania Las Nieves no recibe dinero. Puede considerarse a compensar con las esterilizaciones realizadas.

En Las Nieves tampoco nos gusta hacer pública las donaciones o aportaciones que cada persona realice. Valoramos cada euro que nos llega y sabemos que en muchísimas ocasiones hay quienes renuncian a muchas cosas para poder pagar su cuota de socio o padrino. Será cada uno de nuestros socios, padrinos o donantes los que en su íntima privacidad decida cuanto quiere o puede aportar para mantener a los animales abandonados acogidos en Las Nieves. Consideramos que, como nos ocurre a nosotros, saber que todo el dinero que llega a Las Nieves se utiliza “para los animales” será la satisfacción personal que perciba. Ni Marisa, ni Pilar, ni yo misma recibimos ningún dinero de Las Nieves. Nuestro trabajo desde hace años es totalmente altruista y voluntario.

Próximamente tendremos la Asamblea Anual de Socios, a la que nos gusta que asistáis pues informamos en detalle del destino de las donaciones y sobre todo esperamos vuestras preguntas.

Por último ratificar que Las Nieves es una asociación sin compromiso político ni religioso. Cada miembro de la asociación tendrá su ideología política o creencia religiosa pero eso no condicionará lo que debe ser el fin común: La protección animal.

Perdonad la extensión de este escrito, pero creíamos llegado el momento de aclarar ciertos puntos que podían dar lugar a malentendidos.

NO LO OLVIDEMOS: "CABEZA FRIA, CORAZON CALIENTE"

02 de Febrero de 2014

¡¡Dios mio, resulta tan dificil tener que tomar algunas decisiones!!. En muchas ocasiones de nada sirve los estudios que puedas tener. Tampoco los años que hayas vivido.

Creemos que sólo las experiencias, sobre todo las malas, que hayas sufrido en tus propias carnes e intentar aprender de las consecuencias de los actos propios y ajenos sin que el corazón se endurezca ni los ojos y oidos se cierren, dejando que al mirar y oir al exterior sea algo más que tu propia imagen y voz lo que percibas, podremos crecer como seres humanos y a la vez tomar decisiones dificiles, máxime cuando afectan a otros, con "cabeza fria y corazón caliente".

Cabeza fria debemos tener para que no nos desborden el ímpetu, las ganas y nos lleve a crear problemas allí donde no existen en nuestro afán de ayudar. Cabeza fría para soportar nuestro propio dolor, nuestra propia conciencia, que jamás dejará de estar ahí, como un "Pepito Grillo" recordándonos que no somos superiores a ningun ser, pero sí responsables de nuestros actos.

Corazón caliente para que no deje de afectarnos todo el dolor y sufrimiento de los demás. Para que, pese a enfrentarnos dia a dia con la maldad, el odio y la venganza no ocupen el espacio que debemos dejar a la esperanza y la fortaleza de ánimo. Corazón caliente para que pueda más el deseo de transmitir ansias de vivir a los dolientes y abandonados, pese a que a nosotros mismos a veces nos falten.

Cuando a un ser no le puedes ofrecer lo mejor, deberíamos ofrecerle lo "menos malo". Decir "no" es siempre más difícil que decir "si", pero en ocasiones es la única salida.

FacebookSíguenos en Facebook
Todos los Contenidos de esta web son © 2011Asociación Las Nieves